¡¡YO-SOY-ESPAÑOL-ESPAÑOL-ESPAÑOL!! (bis)

Pobre Bibiana Aido (la Ministra de Igualdad). Tanto poner énfasis en que éste era un país muy igualitario porque aquí hay “miembros” y “miembras” y vamos nosotros y, únicamente por ser Campeones de Europa , ya nos permitimos el lujo de agruparnos todos,hombres y mujeres, miembros y :P, bajo el “Yo soy, Español, Español, Español, Español”. Y así, en masculino singular, ¡desvergonzados! Yo he de decir que intenté cantarlo con el “española”, pero es que eso no pegaba ni con cola y uno que estaba a mi lado (con la bandera del pollo bajo el brazo) me empezó a mirar raro. Ministra, yo hice lo posible por poner mi granito de arena en pro de la igualdad pero es que ya ve usted lo cojoneras que pueden ser las rimas y el endiablado tempo del 2/4.

A estas alturas ya debéis saber que España se proclamó ayer ¡Campeona de Europaaaa! ¡Y nosotros que pensábamos que no íbamos ni a pasar de cuartos! (quien diga lo contrario miente cual bellaco). Yo creo que fui de las únicas que me acordé de Raúl, el eterno capital, pero cometí el error de acordarme en alto y en esta ocasión el de la bandera del pollo casi me atiza de verdad. Sí, los alemanes eran más altos, más rubios, y su cara denotaba más mala leche (o eso o algún problema intestinal que ya solucionarán ellos). Pero llegamos nosotros y, bajitos, morenos y jóvenes e inexpertos en esto de las finales, les armamos un gran siete. Lo del gran siete en esta ocasión no va por Raúl, que no se me altere nadie.  Puedo prometer y prometo que es sólo una manera inocente de hablar. Que sí Villa, que lo has hecho muy bien, todos te queremos.

Yo, particularmente, fui a celebrar el triunfo a la Fuente de los Delfines en Madrid. Este es el lugar en el que típicamente Estudiantes festeja sus títulos, pero como este año los pobres no estaban para fiestas nos la cedieron para que fuesemos a echar un ojo a los pececillos. Entre grito y grito y salto va y salto viene puse mi ojo clínico a trabajar y aprendí dos valiosas lecciones.

La primera: subirse a una fuente no es tarea fácil, bañarse puede significar el escalabro. Ante todo has de decidir si te bañas descalzo o en zapatillas, dependiendo de la gente que tengas a tu alrededor eliges, yo como soy confiada por naturaleza dejé los naúticos en el césped. Luego la gran fuente, o al menos así la ves, se abre frente a ti, ahí es cuando piensas por dónde la atacas. Pie derecho al escalón, pie izquierdo al plato, es como un twister pero a lo grande. Cuando ya lo tienes casi hecho es cuando aparece la ayuda ciudadana. No te echan una mano, te calan hasta arriba, te salpican con mala fe y ya aumenta la dificultad porque te tienes que subir sin ver nada. Cuando consigues estar arriba, la euforia se apodera de ti. Es ahí cuando das el saltito, y después del saltito viene el correspondiente resbalón que te pone el corazón en un puño y te hace soltar el consecuente “ufff”. Entonces decides dejar los pies quietecitos y, mientras piensas en cómo bajar, te tornas en buen ciudadano y te lias a empapar a los que ahora están intentando tu misma hazaña. Advierto que es chungo, prueben en sus bañeras antes.

Segunda conclusión: la gente después de dos horas de celebración pierde la cabeza. Dos horas de reloj, se lo atestigua una madridista de corazón que gracias a Dios de jolgorios de este calibre sabe un rato. Bien es cierto que algunos ya traen la cabeza perdida de casa y que otros sólo se dejan llevar por su amigo JB, pero vamos, el resultado es el mismo. En la Fuente de los Delfines les dio  por zarandear a todo coche (preferiblemente de alta gama y con féminas dentro) que se aventuraba a adentrarse en los confines de la euforia. Primero lo paraban, luego ponían a prueba los amortiguadores y depende de cómo se portase el conductor se subían o no al techo. La emoción ya era máxima si se aproximaba un taxi, un autobús, o “¡ un coche de policía, a por él!”. Mi fiesta particular acabó cuando un casco de litrona sobrevoló, e incluso llegó a acariciar, la cabeza de mi mejor amigo. Como le tenemos cogido cariño a la ovalidad base de nuestros cráneos decidimos volvernos a casa. Llamadlo preocupación estética  desmedida, si queréis. Al fin y al cabo éramos CAMPEONES de EUROPA, habíamos jugado al twister en una fuente y el rojo sangre de nuestra bandera era sólo un tono más figurado dentro de la gama PANTONE, ¿qué más se puede pedir?

Para que vayáis entrenando que el mundial se acerca…

Advertisements

7 Comments Add yours

  1. cruzado says:

    Los catalanes y vascos nacionalistas deben estar bastante encabronados viendo a todo el mundo gritar Que Viva España!!!

    saludos

  2. kiarinha says:

    Pues habrá de todo, cruzado. Muchísimas gracias por tu comentario 😉

  3. Señor Pato says:

    Yo sigo pensando que no es lo mismo jugar al Twister con siete añitos que con más de 20. Sobre todo si la competición es mixta.

  4. kiarinha says:

    Si yo te contara, Patito… jajaj Muak!!

  5. JUANKY says:

    SONIA, yo tengo una crítica en tu bonito blog, sisi, asi, empezando fuerte…es muuuuuuuucho textoooooooo para un blog, da mucha pereza leer todo, yo pienso que deberias poner textos mas cortos con enlaces y multimedia, será mas atractivo,jeje. y nada, que comentes en mi blog, que aun no lo hiciste, aunque va poco a poco,va tomando forma. un besitooooooo

  6. kiarinha says:

    jajaj y este es el porculero q faltaba!! 😛 jajaj tienes razón, tienes razón, no eres el primero en decírmelo aunq si el primero en ponerlo aquí! jaaja. Recomendación aceptada. A ver si hacemos retroenlaces d esos q nos enseño nuestro Madariagui y así nos tenemos controlados! muaaaaaaks!

  7. Elsa says:

    Ja, ja, ja! Soni! me parto contigo y con ese especial humor tuyo..

    Un besote!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s