Receta al capitalismo: Vístase de rojo

Estados Unidos saca la bandera blanca suplicando un S.O.S al rescate, Wall Street se convierte en el bulevar de los sueños rotos, el Dow Jones se sube en una montaña rusa vertiginosa y duda si el operario de turno le habrá apretado bien el cinturón. Dice el refranero que cuando EEUU estornuda Europa se constipa. ¿Qué ocurrirá ahora que el gran gigante ha pasado del estornudo a la pulmonía en un abrir y cerrar de ojos?

¿Me habrán metido paté La Piara dentro de mi caviar Iraní?, se preguntan los magnates y mandamás de la economía cuando miran sus paquetes de inversiones. Hoy por hoy, nadie se fía de nadie (y con razón) y se empieza a mirar por el rabillo del ojo la apertura del colchón, y es que, igual el dinero está mejor en los recovecos de muelles y látex que en un posible corralito de aves de rapiña.

Unos echan la culpa a los pobres Ninja (no income, no Jobs, no assets) por no haber podido hacer frente a sus mortgages, y lo digo en inglés porque ese mort del principio siempre me ha parecido bien ilustrativo de la condena que puede suponer una mala hipoteca. Otros piensan que los culpables fueron aquellos que calificaron A++ cuando en realidad era A+ o en muchos casos ni rozaba el aprobado. Gracias a Dios parece que el sentido común ha salido del ostracismo al que le teníamos condenado y el dedo acusador se dejará inactivo hasta que cesen las turbulencias. Aunque parece que el capitalismo, tal como lo conocemos, se deja entrever como el malo de la peli y está herido de consideración.

Laissez-faire, mano invisible, y el estado a sus asuntos, que de esto ya se ocupa el mercado y sus reglas sin reglar. Capitalismo de libro y en estado puro. Un viejecito que sobrepasa los tres siglos y en el que se refugian aquellos que están tan ávidos de dinero como exentos de responsabilidades. El siglo pasado nos demostró que su vecino de enfrente, cuando le quitabas la mala leche propia de la desigualdad social, se quedaba en un corderito que por más que repartía dejaba sin comer a muchos mientras que volvía obesos a unos pocos, eso sí, todos igual de camaradas.

El crack del 2008, como ya se puede calificar, tiene que servir a modo de capón a ese viejecito que, o se renueva con los tiempos, o está condenado a desaparecer tal como lo hizo ese vecino con el que tanto discutía. Ha de cambiar el laissez-faire por un laissez-faire pero con condiciones. Algo así como un “tú haz lo que quieras pero el bienestar de esta pobre gente y sus ahorrillos no me los toques”. La mano invisible ha de ser bautizada con el nombre de un organismo regulador y policiaco que, a parte de marcar las reglas del juego, siente en el banquillo de los acusados a aquellos Robin Hoods que entendieron al revés el cuento. Y respecto a los Estados, estos únicamente tendrán que alargar un poquito más sus miras y pensar en hacer política más allá de su escaño de oro parlamentario y, a ser posible, política de la buena y no de la de patio de colegio como a la que nos tienen acostumbrados.

En definitiva, Sr. Capitalismo, se va a tener que vestir usted un poco de rojo. Le vamos a arreglar sigilosamente el maquinar de su cerebro y la sensibilidad de su corazón.  Pero esté tranquilo, si sigue bien la receta puede que tenga para otros tres siglos (o hasta otro crack).

 

 

 

 

Advertisements

One Comment Add yours

  1. Señor Pato says:

    Los capitalistas y liberales son unos cachondos. O sea, que les dejemos que hagan sus trapicheos con total libertad, pero que cuando la cosa se vaya al carajo acuda papá Estado al rescate. A eso en mi pueblo se le llama tener mucho morro. Si no fuera por eso, yo hasta me alegraría de la crisis, sobre todo de la inmobiliaria…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s