Por qué nunca saldrá un Mark Zuckerberg de España

El otro día estuve viendo la película “La Red Social” en la que  se cuenta detalladamente los cómos y porqués de la creación de Facebook. Dejando a un lado la veracidad o no de la historia y los datos aportados en el film, al salir del cine llegué a una conclusión: de nuestro sistema educativo nunca podrá salir un Mark Zuckerberg, un Steve Jobs, un Bill Gates o cualquier chaval motivado (y confiado) a hacer algo que revolucione el mundo. ¿Por qué? Simplemente no pueden salir genios de un sistema en el que no se apoya ni la creatividad ni el talento.

Olvidémonos de la imagen de ser ambicioso y con escaso respeto a la amistad y a la honestidad que demuestra el doble de Zuckerberg en la cinta. No me quiero centrar en el personaje, si no el escenario en el que tanto él como el resto de sus compañeros se desarrollan. La cuna de la excelencia: Harvard. Un sistema educativo pensado para crear genios que innoven y que cambien las reglas de lo establecido. En una escena de la película podemos ver cómo este pilar de oro se define a la perfección. En una conversación con los gemelos Winklevoss, el decano de Harvard incide en la esencia de los estudiantes de la que quizá sea la mejor universidad del mundo: en contra de lo que pasa en otros centros universitarios, los alumnos de Harvard no sueñan en acabar su carrera y pasar a trabajar en una gran empresa como Microsoft, Apple o Google. Quieren desarrollar sus propias ideas y proyectos para crear una empresa mejor que estas, y además que sea suya.

Y a esto, señores, no se enseña en España. Tengo 25 años y me ha tocado vivir la LOGSE, la ESO, y la aplicación del Plan Bolonia. Entre la licenciatura y los masters, llevo estudiando en la universidad más de siete años. Y nunca, nadie, me ha impulsado a pensar por mí misma. En el colegio, para aprobar había que estudiarse lo subrayado y calcarlo en el examen. En la universidad, auque esto no  pase con todos los profesores, muchas veces es mejor callarte tus ideas si no quieres ganarte una enemistad que pueda derivar en el suspenso. Pon lo que quieres que diga el profesor y así tendrás una buena nota. Eso es todo. Una forma de aprender que después deriva en una forma de pensar: haz lo que los demás quieran que hagas, no te salgas de la línea marcada. Estudiantes alineados y mansos que no generan problemas, pero que tampoco, llegado el momento, aportarán grandes soluciones.

¿Por qué este sistema educativo tiene miedo a motivarnos a pensar por nosotros mismos? Nunca lo entenderé. Pero tampoco esperen ustedes que nosotros, productos de este sistema, revolucionemos el mundo. No nos han educado para eso.

Advertisements

4 Comments Add yours

  1. Amén.
    Si en este país dos jóvenes hubieran intentado crear una empresa en un garaje, les habrían frito a tasas y multas (además del consabido sambenito de “fachas” que les hubiera caído

  2. Carlos says:

    Entiendo lo que dices porque todos hemos pasado por esas frustraciones, pero aun así salimos algunos emprendedores que creamos empresas y proyectos novedosos. En estos dos años de emprendimiento que tengo a mis espaldas he conocido a mucha gente que ha salido de la universidad con ganas de emprender y desarrollar sus propias ideas.
    No creo que el principal problema esté en el metodo de enseñanza, si no en las ayudas que recibes, no me refiero solo a dinero. La universidad tendría que favorecer más el emprendimiento con un vivero de empresas en condiciones, asesoría legal, ayuda técnica… La universidad tendría que mostrarse contenta y ayudarte en lo máximo posible si un alumno decide desarrollar una idea y montar una empresa. Pero muchas veces lo que encuentras son muros burocráticos y normas a nivel nacional que dificultan que la universidad use sus recursos en ayudar a sus alumnos.

  3. Diego says:

    A mí me parece que el problema es que en España no nos atrevemos a arriesgar en nada, y por eso vamos a la cola en todo. Si cada uno en nuestras profesiones tuviéramos vía libre para investigar, probar y activar estrategias, alguna de ellas seguro que sería brillante y podría tener éxito. Pero como digo, aquí nadie apuesta por invertir (nos gusta más lo de copiar ideas).

  4. Pilar says:

    Tampoco creo que sea la educación la que hace a personas incapaces de pensar por si mismas. Solo que el ” borreguismo” los lleva a hacer lo que los demás hacen, y no están acostumbrados a innovar y a hacer cosas que hagan que el resto te mire raro y mal.
    Las ayudas económicas ayudarian mucho, pero me asusta más pensar en el hecho de que los jóvenes crean que es más gratificante ver gran hermano que crear y desarrollar una idea en la que creen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s