Réquiem 2010

2010, ya puedes irte, has cumplido tu labor. Ya no te necesitamos por aquí. Cuando un año se acaba y haces balance, por tu cabeza se pasan miles de imágenes que, dependiendo de la forma que tengas de ver la vida, se verán de un color u otro.

Para unos, serán una sucesión de hechos catastróficos, muestra de una conjura judeomasónica llamada tu propia vida. Para otros, la crónica de una existencia de color de rosa en la que cada día merece ser enmarcado como regalo divino. Mientras tanto, y seguramente para la inmensa mayoría, será una sucesión de hechos de toda naturaleza y clase, que mientras te ayudan a crecer te enseñan a vivir.

Desde mi perspectiva de amante de los vasos medios llenos, me quedo con lo mejor de un año que cierra una década con la palabra crisis. Un año, en el que he aprendido el verdadero significado de la palabra responsabilidad, y lo intrínsicamente relacionada que está con ese momento de tu vida en el que notas que te haces mayor. Un año en el que me he peleado con la palabra independencia, y en el que he descubierto lo bueno que puede ser tenerla de tu parte para asegurarte una felicidad autosuficiente y duradera. Un año en el que descubierto que hay una ciudad en el mundo que soy capaz de amar, y que está bien lejos de mi siempre querido Madrid. Un año en el que he intentado encontrarme en mil rostros, y al final, me he dado cuenta que nuestra personalidad viene marcada por aquellos que siempre, incluso desde antes de que lo recordemos, han estado allí. Un año en el que he aprendido a ganar, pero aún sigo peleándome con ese mal sentimiento que se adueña de una cuando toca perder. Un año en el que he seguido soñando, pero he aprendido a echar el ancla con el fin de que no se me vayan a las nubes los pies.

Un año bueno, malo o regular, según se mire. Pero que ha marcado lo que soy, y lo que seré.

Descanse en paz 2010.

Advertisements

One Comment Add yours

  1. litocorleone says:

    El insomnio, la fuerza del destino, la curiosidad o yo qué cojones sé, me ha hecho toparme con este post. Me ha gustado. He visto humanidad, reflexión, lírica, profundidad…
    El 2010, particularmente, me pareció una puta mierda. Fue un año en los que revolcarme en mi misantropía, como cerdo en el barro. Sin embargo, creo que son ese tipo de vivencias las que te van allando el camino, te lo van marcando y van enseñando quién eres y dónde quieres ir.

    2010, ¿dónde estabas entonces cuanto tanto te necesité? nadie es mejor que nadie, pero tú, creíste vencer…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s