Algo por lo que morir

Hoy, y ya he perdido la cuenta de la veces que ha pasado esto, ETA ha anunciado una nueva tregua. En un comunicado en tres idiomas (euskera, castellano e inglés) y mandado a los medios de medio mundo, los TERRORISTAS vascos muestran su clara intención de establecer un alto el fuego “permanente, general y verificable”. Pero aún así no vemos las armas por ninguna parte. En las palabras de los TERRORISTAS podemos ver cómo, sin ningún respeto a la realidad más objetiva, emplean la palabra “confrontación armada” para referirse al conflicto vasco. Según dice la RAE,  “confrontación” es un careo entre dos bandos. Pues bien, aquí sólo ha habido TERRORISTAS y víctimas. ¿Qué injusto, no?

También dicen estos viles TERRORISTAS que el País Vasco merece una “solución justa y democrática al secular conflicto político”. Y hasta aquí creo que estamos todos de acuerdo. Pero bien, si realmente quieren que llegue esta solución democrática, que presenten las armas y recojan sus bártulos para no volver. Ellos, y sólo ellos, han sido los culpables de que Euskadi haya sido la única región de España que no ha podido disfrutar de la democracia desde la muerte de Franco.

La democracia no es un mero proceso de elecciones abiertas y generales donde poder votar, es mucho más. Es un marco en el que poder vivir libremente, expresando tu opinión y parecer, sin tener que preocuparte por recibir un tiro en la nuca a causa de tus ideas. Y esto ETA se lo ha robado al pueblo vasco. Un pueblo que merece como nadie decir qué piensan, qué opinan y cómo quieren configurar su futuro, porque ellos son los grandes implicados. Pero deben de hacerlo sin la intimidatoria mirada, y mucho más, de estos sanguinarios detrás.

Si de verdad quieren a su pueblo, TERRORISTAS, váyanse y dejen a los demócratas hablar. Los mismos demócratas que han aprendido y han querido hacer política aún con la presión de las armas, PNV, Partido Popular, PSOE… Tantos Miguel Angel Blancos, Fernandos Buesas que nos demostraron lo que verdaderamente es ser demócrata y amar a un pueblo. Los mismos que nos enseñaron que una patria, un estado, o una comunidad puede ser algo por lo que morir, pero no algo por lo que matar. Si realmente quieren a Euskadi es el momento de abandonar.

Márchense tranquilos que no se les echará de menos por aquí.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s