Simplemente gracias

suarez

Hoy, hace 30 años que nuestro país lanzó un órdago por la democracia. Era un 23 de Febrero de 1981 cuando el teniente coronel Antonio Tejero entró en el Congreso de los Diputados levantando una pistola al grito de “¡Quieto todo el mundo!” Disparos al aire y, otra vez, vuelta del ejército a la política. Parecía que España iba a retomar ese tono sepia y rancio con el que nos había teñido la eterna falta de progreso. Prueba de fuego para nuestra recién nacida democracia. Prueba de fuego para los demócratas (también muchos de ellos recién nacidos). Prueba de fuego de una sociedad que no quería dar la marcha atrás.

El 23 de Febrero de 1981 yo ni siquiera había nacido. De haber estado por ahí, seguro que habría pasado la noche amarrada a un transistor, como lo hicieron buena parte de los españoles. Seguro que hubiera estado horas dándole vueltas a la cabeza pensando qué sería de nosotros. Seguro que por unos momentos hubiera bajado los brazos y hubiese pensado ¿por qué el destino tiene que ser tan cruel con España? ¿Por qué este país no puede avanzar? ¿Por qué no podemos mirar al futuro como el resto de Europa?

El 23-F pasó y nuestra democracia salió reforzada. Y ya, después, empezamos a aparecer por esta España nueva y libre los miembros de mi generación. Los que hoy soñamos con ser arquitectos, ingenieros, médicos, periodistas, jueces, o quién sabe si políticos. Lo que queramos, porque somos libres para elegir nuestro destino. Porque podemos elegir. Porque la gente que defendió este 23-F nos dio el mejor de nuestros regalos antes incluso de que hubiéramos nacido: el ser libres.

Construyeron para nosotros un país en el que, por primera vez en la historia, pudiésemos vivir como hermanos independientemente de nuestra ideología o nuestra procedencia. En el que pudiésemos hablar castellano, euskera o catalán, sin que por esto tuviésemos que volver a las armas. Un país, en el que pudiésemos hablar, opinar, votar y decidir libremente. Por primera vez en la historia de España nos regalaron la democracia. Algo que hoy puede que no valoremos, pero que hace 30 años consiguió enmudecer a un país ante el miedo a su partida.

Aunque no hubiese nacido, de tanto verlas tengo grabadas varias imágenes de ese 23-F en la retina. Si fuera política me gustaría parecerme a Adolfo Suárez que ese día aguantó estoico frente a las pistolas de los militares, aún sabiendo que el próximo tiro podía tenerle a él como destino. Demostró el verdadero sentimiento que ha de tener un político que quiera ser considerado como tal: el de entregar su vida por la defensa de su país. Seguro que en algún momento pensó “hasta aquí hemos llegado”, pero al ver su rostro parece que acompañó ese pensamiento con un “moriré con la dignidad del saber que hice lo que tenía que hacer”.


Y qué decir de ese mítico discurso del Rey, al filo de la madrugada. Fue ahí donde la democracia recibió la bienvenida que se merecía, la de un pueblo que aún apuntado por una pistola lucharía por defenderla.

Y llegaron los 80, y con ellos nació mi generación. La primera nacida en libertad gracias al arrojo de los defensores de la democracia, de aquellos que pensaron que merecíamos un futuro mejor y no lucharon hasta que nos lo entregaron: bien cuidadito, protegido y estabilizado. La nueva generación de políticos sabemos de la deuda que tenemos con nuestros antecesores, esos luchadores. Esperamos no defraudarles. Ojalá hayamos heredado ese gen incansable, y defensor de la libertad del marco democrático. Si no no se preocupen que gracias a lecciones como esta lo hemos desarrollado, y nos encargamos de dejarlo como legado a los que vengan detrás de nosotros. Si hubiésemos vivido ese 23-F les diríamos lo mismo que les podemos decir 30 años después: “SIMPLEMENTE GRACIAS”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s