El miedo a madurar

Un día te das cuenta de que no sabes qué hacer. Durante toda tu vida alguien, o algo establecido te estuvo marcando el camino. Pero llega el momento en el que eres tú quien tiene que decidir qué hacer. Es el momento de crecer. Tu decisión, tu responsabilidad, y te encuentras solo. A muchos les pasa cuando acaban la carrera, ¿cuál es el siguiente paso? O cuando se enfrentan al mercado laboral y ven que no encuentran su sitio. Y entonces tienes miedo. Miedo al futuro, a pensar qué será de ti, a reconocer que no tienes ni puta idea de qué hacer contigo mismo.

La reacción típica suele ser un arrebato incontrolado e inconsciente de cobardía. Es como cuando somos pequeños y oímos un ruido en la habitación. Nos metemos debajo de la sábana y pensamos que así todo va a pasar. Pero, de haber algo, sigue ahí y nosotros seguimos igual de indefensos. En el caso del miedo al futuro la sábana se convierte en un velo con el que nos tapamos voluntariamente los ojos para no ver la realidad. Entonces nos refugiamos en algo que nos aleje de ese momento crítico que supone el enfrentarte a ti mismo. Nos acogemos a una mala excusa, a una botella, o a alguien que no haya tenido aún que enfrentarse a ese miedo (por inconsciencia o por edad) . En definitiva, pretendemos alargar nuestra adolescencia. Pero no somos Peter Pan y ha llegado el momento de crecer, y lo tienes que afrontar.

No pasa nada por tener miedo, reconocerlo es el primer paso para plantarle cara. Muchas veces sirve con aferrarse a una meta e ir a por ella hasta el final. O encontrar a alguien que superó el miedo y que quiera luchar en tu bando. Que quiera ayudarte a crear tu propio camino, a centrarte en la búsqueda de tu futuro. Si es la persona que verdaderamente te puede ayudar no hará falta ni que se lo pidas, pero tienes que querer. Tienes que querer vencer el miedo. Cuando eres tú lo que está en juego no te interesa perder.

Todos alguna vez tenemos miedo. Es un acto de madurez.

Advertisements

One Comment Add yours

  1. ricardollera says:

    Como bien dices, ha llegado el momento de madurar, pero… ¿merece la pena?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s