Caso Le Cool Barcelona: Si no sabes ser gracioso no lo intentes

Os dejo una imagen que habla por sí sola, y que he conocido gracias a los amigos de@PeriodistasHOY 

Falta de tacto, de sensibilidad o, simple y llanamente, caradurismo del bueno, de ese que no se esconde ni tiene rubor alguno. Además este post no ha sido publicado en un país en el que las ofertas de trabajo sobren ni dónde los jóvenes tengan grandes facilidades para acceder al mercado laboral y tener un sueldo digno, no. Ya sabemos dónde estamos. Y Le Cool Barcelona lo debería saber también para darse cuenta de que este tipo de “gracias”, de gracia tienen poco… Y si no volved a mirar la imagen y lo bien que ha sentado a sus usuarios. Podríamos decir que, al menos hasta que pase la tormenta, la reputación on-line de la empresa está herida de gravedad.

 

La reacción de Le Cool ha sido la típica cuando la situación se nos va de las manos:borrar el post. Aunque los puristas del 2.0 siempre aconsejarán no borrar nada, quien haya trabajado en ésto sabe que es casi una reacción humana hacerlo. Después, pedir perdón. Como podéis ver en la imagen, el Community de Le Cool intentó pedir perdón en el post antes de eliminarlo, lo cual le honra (y evita incluso que la situación se líe aún más)

Después, post eliminado y también un nuevo acierto. En vez de hacer como si nada hubiera pasado, publican otro post reiterando su perdón:

Aún así, los ánimos siguen bastante encendidos, como no podría ser de otra forma. A Le Cool sólo le queda aguantar el chaparrón, bajar la cabeza y seguir obrando con toda la normalidad que se pueda hasta que las cosas vuelvan a su cauce. Aunque se les podría recomendar que, de querer acelerar este proceso de “limpia” de su reputación on-line, publicaran una carta de un responsable (CEO o Director General de la Revista) pediendo disculpas y mostrando su respeto a los estudiantes y becarios. Además, una buena forma de demostrar a los seguidores que han aprendido del error, sería modificar su oferta laboral, y ofrecer unas condiciones medianamente aceptables.

Finalmente, del Caso LeCool Barcelona podemos aprender…

– Si no sabes ser gracioso no lo intentes.

– Si no sabes ser gracioso no lo intentes, y menos con estos temas.

– Pide perdón y rectifica. Aprende de tu error e intenta limpiar tu reputación on-line tan pronto como sea posible. (El “que hablen de ti, aunque sea mal” aquí no vale).

– Por último, y como siempre, antes de mandar un mensaje leelo una y otra vez, piénsalo y cuenta hasta tres.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s