De cómo los independentistas y Podemos te están intentando manipular

Guerrilla 2.0.

Hasta aquí hemos llegado, señores. Que no, que vale ya, que no nos la dan. Están intentando jugar con nosotros y de verdad, al ver cierta parte de la población española no catalana (que hasta hace unos días no se había dado cuenta que era nacionalista), como se abriga con la estelada, se les está dando fenomenal. Os resumo rápidamente la intención de este post por si queréis continuar: contaros cómo Podemos y los nacionalistas nos están intentando manipular con una teoría de la comunicación que lleva más de 50 años en vigor: El framing, los famosos marcos. Y que sepáis que, si en alguno de estos días habéis dicho aquello de “derecho a decidir” o “no es un referéndum… es una cuestión de democracia”, pues enhorabuena porque os los habéis tragado toditos. Te han manipulado, campeón. La teoría sigue funcionando más de 50 años después. Y te prometo que al final del post te cuento la receta de cómo curarla. Vamos:

Para volver a resumir, esta teoría se basa en el concepto de que interpretamos la realidad a través de construcciones mentales que introducimos, o bien introducen agentes externos, en nuestra cabeza. Y esos marcos esconden una manera intencionada de interpretar la realidad. Dentro de esos marcos se encuentra un porqué, un cómo y también unos personajes que realizan una determinado rol. Pues bien, ¿cómo se introducen estas construcciones en tu cerebro? A través de las palabras que se construyen en torno a ellos para que toda esa interpretación de la realidad se adueñe de tu mente.

madridderecho

Ejemplo 1: “derecho a decidir”:

Atención que este está muy bien tirado, un 10 para la propaganda independentista. A ver, así sin conocer la situación… ¿quién en su sano juicio estaría en contra del derecho a decidir? Nadie, ¿verdad? En la capacidad de decisión reside el nacimiento democrático del hombre libre. Pero estamos dentro de una manipulación, como bien sabéis, esto no es verdad. Empezando porque según los catalanes (y su marco) no todos pueden decidir: sólo los catalanes y no el resto de los españoles a los que también les importa la medida. Por lo que los manipuladores del mensaje están otorgando el derecho a unos, para quitárselo a otros. Muy democrático todo…

La clave del “framing” es que en esas palabras reside esa forma intencionada de ver el mundo, y cuando empiezas a utilizarlas la asumes como tal. El gran problema es cuando otros, que no la comparten, la empiezan a introducir en su vocabulario, también la dan validez. Y entonces están perdidos. Así, de primeras, y sin explicar la totalidad de la temática, cualquier persona que diga que está en contra del “derecho a decidir” quedará como antidemocrático. Por lo tanto, primera lección, no asumas sus palabras porque asumirás su realidad y en esa pseudorealidad prefabricada, sólo tienes que perder.

podemos.jpg

Ejemplo 2: “… es una cuestión de democracia”

Pero el problema para los nacionalistas ha sido que se han pasado de vueltas, y la construcción “derecho a decidir” empieza a no generar el mismo efecto. Entonces hay que inventar un nuevo término, y si nos vale para intentar manipular a la totalidad del territorio español. Estupendo. Es aquí cuando entran los verdaderos profesionales: Podemos.

Seguro que en estos días habéis escuchado un montón de veces a Pablo Iglesias decirlo, primero, al resto de sus palmeros propagarlo y, después, ver como el marco empieza a ser asumido hasta por aquel celebrity de renombre que ni te imaginabas. Hablamos del “esto ya no es una cuestión de referéndum, sino una cuestión de democracia”. Vamos que Podemos está intentando que pasemos a hablar de democracia, pero con sus connotaciones, con su marco. De esa democracia en la que vale saltarte las leyes (sobre todo cuando no te convienen), y tirar por la borda el Estado de Derecho. Uys… leyes y Estado de Derecho. ¿No eran esa las bases de la democracia? He de decir que la forma más espléndida que he visto de destruir un framing ha sido la contestación que le dio este twittero a Otegui… Olé.

otegui.jpg

 
Pero como os contaba, este “hablemos de democracia” como bien dice su framing, tiene su forma de entender y de hacerte entender la realidad y es: en el momento en el que no nos gusten las normas las rompemos porque entre otras cosas la Constitución del 78 no me gusta y, aquí viene la vuelta a la matraca y el poli malo: el que lo está orquestando todo es el PP, ellos no están legitimados a hablar de democracia y, por lo tanto, tú te tienes que posicionar a favor del “derecho a decidir”. Ahí queda eso.

giphy.gif

Os preguntaréis cómo se soluciona, o cómo se puede evitar el efecto de framing. Sencillo: no usándolo. Y cuando lo usan los demás, combatiéndolo con información veraz. Los marcos son simples atajos para comprender la realidad y se desbaratan con información, con verdad. Por lo tanto, no dejes que te hablen de derecho a decidir, ni que te digan que aquí estamos hablando de democracia: no. Estamos hablando de un referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. Y del debido respeto a la Constitución y a la legalidad democrática que todos los españoles acordamos hace más de 30 años.

Que no nos engañen, por favor.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s